Una lista

 

El jueves 24/5 presentamos el libro Andrea Ostera. Obras/Works 1994-2017, en el auditorio de la Isla de Ediciones, invitados por Nancy Rojas y Santiago García Navarro, curadores de este hermoso espacio dentro de ArteBA.

Me acompañaron Verónica Tell y Graciela Speranza. Es muy difícil describir lo que se siente cuando uno comparte una mesa con estas dos mujeres maravillosas.

La presentación terminó con una lista (me encantan las listas) en la que Graciela hace una enumeración de cuestiones en las que pensó a partir de mi obra.  Transcribo:

(…) De modo que, jugando con las series taxinómicas un poco absurdas de Andrea, esas fotos que numeran restos de afiches callejeros en un alambrado, ramas peladas de un árbol, macetas o clasifican con códigos arcanos cielos estrellados, ofrezco una lista tentativa y muy incompleta de todo lo que la obra de Andrea me dio a pensar y a ver en estos meses:

  • Pensé, claro, en la fotografía, pero en aspectos de la fotografía en los que no había pensado:
  • en los comienzos de la fotografía y sobre todo en la locura, la libertad y la variedad de esos comienzos que señala Foucault y la fotografía de Andrea recupera
  • en el desafío renovado de la fotografía cuando todo, en realidad, parece ya haber sido fotografiado
  • en las luces y en las sombras y en cómo las luces pueden ser cegadoras y la oscuridad visible
  • en la creatividad formal de las sombras
  • en el alma oculta de las cosas
  • en el tiempo de espera frente a las pantallas
  • en la carrera loca de Gigas con que el universo digital se expande segundo a segundo
  • en los fondos de pantalla
  • en Instagram, tumblr, Flickr
  • en la realidad aumentada
  • en la enciclopedia china de la que habla Borges y las taxonomías absurdas
  • en la arbitrariedad de todos los lenguajes artificiales
  • en los cielos estrellados
  • en los mares calmos
  • en los patios con plantas
  • en los Cíclopes
  • en la variedad infinita y el protagonismo de la vida cotidiana de las sillas
  • en las marañas de cables de luz de las esquinas que solo se dibujan en ciudades sudacas
  • en William Henry Fox Talbot, Josph Niépce, Man Ray, sugimoto, Jell Wall, Thomas Demand, Christopher Williams, Malevich, Morandi, Richter, Vija Celmins, Claudia del Río, Daniel García, Benjamin, Barthes, y por supuesto en el poeta Francis Ponge y su De parte de las cosas que inspiró el título de mi ensayito.

Ustedes dirán que exagero, que no es posible que unas fotografías hagan pensar en tantas cosas, pero resulta oportuno aquí un título de César Aira: “Los Misterios de Rosario”.

 

A %d blogueros les gusta esto: